Networking, la nueva evolución de la humanidad

 

  • El trabajo en equipo es hoy mucho más productivo gracias al desarrollo tecnológico de las redes sociales
  • Hoy, las comunicaciones personales y empresariales a nivel global son más efectivas, rápidas y más baratas.

¿Quién no pertenece en este momento a una comunidad, una red social o a un grupo de amigos, familiares o compañeros de trabajo?

Pues bien, ese tipo de conexiones entre personas que interactúan para compartir afinidades, gustos, objetivos e intereses, es lo que se llama trabajo en red, que en el lenguaje tecnológico se conoce como networking.

Y es que las redes sociales no son nuevas pues existen hace muchos años, pero en el mundo actual son la herramienta de mayor desarrollo gracias a la tecnología que permite interconectar al mundo entero.

“Si en este momento alguien no sabe qué es Facebook, LinkedIn, Twitter o Whatsapp, por decir algo, podría decirse que esa persona es casi que analfabeta”, sostiene el profesor Mauricio Alonso Moncada, director del programa de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Libre.

Este tipo de trabajo en equipo es lo que le permite a una persona interactuar con un grupo o una comunidad por razones personales, sociales o laborales.

“Podríamos decir que la sociedad ha migrado hacia este tipo de ambientes. Cuando hablamos de networking o de cómo yo pertenezco a una comunidad con la que comparto intereses comunes, estamos hablando casi de una nueva evolución de la humanidad”, explica el experto.

En términos generales, el networking se puede clasificar en tres grandes grupos: el networking personal, que se utiliza para interactuar con mis contactos de un grupo, amigos o familiares.

En segundo lugar, el networking social que se utiliza especialmente para asuntos laborales y profesionales, y un tercer tipo de networking es el estratégico que hace referencia a grupos específicos para potenciar habilidades y mis competencias profesionales.

Generalmente la red de networking estratégico se va ampliando cuando hacemos contactos profesionales en eventos, congresos, etc., que pueden ser de suma utilidad para las empresas y las personas.

Otra aplicación es cuando las empresas atienden a sus clientes de manera virtual a partir de una red social para medir cómo perciben la perciben, información que luego es utilizada para mejorar sus procesos internos.

 Networking y negocios 

El gran desarrollo que han tenido las redes sociales las ha convertido en una herramienta determinante en el mundo de los negocios, independiente de si se trata de una gran compañía o de un pequeño negocio familiar o personal.

Tanto así, que hoy la tecnología permite ubicar a cualquier persona en cualquier parte del mundo e interactuar con ella y a precios muy bajos, una posibilidad muy difícil en el pasado.

“El networking, más que una herramienta es una filosofía de vida, pues las comunicaciones del mundo actual han migrado hacia las redes sociales que han sido potencializadas por el avance de la tecnología. Por eso todos debemos pertenecer a una red social, a una comunidad que nos aporte a nuestra propia vida y que nos permita crecer como personas y como profesionales”, concluye el profesor Alonso Moncada.

 

Photo by Product School on Unsplash